gotas de verdad

gotas de verdad poesia

He sentido la tentación de existir
como oblicuas huellas de negro misterio
sobre el manto callado de un desierto

he sentido la necesidad de desaparecer
bucear el océano diáfano de la muerte
en busca de sus corrientes de ágil reposo

he sentido la clandestinidad del alma
se mueve como aguja de segundo
sobre el límpido círculo del silencio

he sentido la obra del olvido
como gotas de alba en el cristal
de mis ojos cuando contemplo la verdad.

 

 

Poesía Nihilista

el último día

poesía muerte

el techo ya no existía
era de mermelada azul
como los algodones del mar
los parpadeos eran ahora contados en centurias
la vista proyectada al camuflaje del infinito
la época era apenas una señal
dirigiendo los ojos a lo sagrado
que dicta: la belleza supera la tristeza

 

con las nubes transitando como pensamientos
de exquisita blancura
las campanas del final
ampliando la melodía
el mediodía de la vida
el nocturno sigilo de la muerte

 

y apoyados en la distancia
de nuestra ignorancia
fracturamos nuestros pechos
permitiendo el misterio brotar y ahogarnos
en un manantial de sangre
que sabía a beatitud.

 

Poesía Moderna

entre mitologías

Dioses y Mitología

La vida
es el cáliz
que los dioses
encontraron para
verter su ambrosía
y siendo yo
partícula de su vicio
me hundo en esta
fragancia de existencia
como tonelada de nada
suplicando
en mi inevitable caída
que sea yo consumido
en el vientre
de un goloso suspiro
que cruza
por los tiempos
del más allá.

 

 

Poesía Nihilista

la lenta muerte

lenta muerte

 
Con la taza
el lápiz y el reloj
entre todas las cosas
que me sostienen subjetivamente
sentado, casi muerto
antojado de una tristeza
que no llega
buscando sufrir
para desmentir la existencia
con la taza
el lápiz y el reloj
— casi muerto.

Finis

 

Vivir y morir

 entre

un siglo más sin moralidad

un milenio más sin religión

una tierra más sin sobrevivientes

un vacío y una nada

entre cosas y aburrimiento

conviviendo con asombros y contorsiones

la vida . . . hoy

cae como la capa de un hombre insignificante

es el escudo de un hombre derrotado

la muerte . . . ya aquí

es una marea sin fin

un revoltijo sin color

la Nada y el Todo

juntos y solitarios

nuestra casa y nuestra tumba.

Gozo como íntima destrucción

Gozo

    como

íntima destrucción
   

las leyes del

movimiento

   son semillas

       para los poemas

pendientes

en la cima de un éxodo

    no es

necesario

        contarlo

el cielo es un ayer

       que quisiera deshacer

el vacío es un intruso

    sutilmente
tomando posesión del
            yo

las tardes son enormes

      suficientes

para eliminar

            enteras generaciones

con las noticias de las gotas

       el sueño

            nos atrae a la cueva

con el movimiento de la llovizna

      desaparecer

         es un nacer

al nada nacer… retornamos

     al nada nacer finalmente

             descansamos

en una intima destrucción .

 

 

 

 

 

Poemas Nihilistas