canto absurdo

destino_de_las_existenciasQue los días:
sean el murmullo que emiten
los parpadeos del cielo

Que el pensamiento:
empiece con rosa alborada
y termine con la substancia
amarilla del silencio

Que los poemas:
siendo piezas de un esqueleto
que dejó el tiempo
enterrado en nuestros recuerdos

Que las mismas palabras:
brincan como polvo alborotado
en la galería de una nube

Que las bestias:
se pierdan sobre el techo
del sueño en una temible
huella de laberinto

Que el cuerpo:
sea absorbido como el sudor
sobre la almohada del viento

Que la cordura:
deje una raíz de fuego
arraigarse en el ciego
destino de las existencias.

Poesía Nihilista

ausencia

inacabable ausencia

No importa
ni me importa
ser hombre

cuando levanto
un dedo
para rascar estos ojos
no importa
porque la luz
es una estructura gris

ni me importa
si esta noche yo
vaya a morder el vino
como si fuera
pan tostado

no importa
tener la espina dorsal
tiesa como el olvido

ni me importa saber
que llegará una noche
fatal para apuñalarme
con su punta de silencio

no me afectará
saber que muero
antes del amanecer

no importa
que duerma
recogiendo la lentitud
de un suspiro

ni me importa
tener que esconderme
en una inacabable ausencia.

 

 

Poesía Nihilista

un segundo diciembre

un segundo diciembre

Cuanto abrí la ventana
todo era blanco
como un misterio
desdibujado

me creí apóstol
con la misión
de pregonar
el recuerdo
del gris

a garganta seca
toqué el tronco del ser

sin embargo
algo queda
todavía sentir
la roja púa
que rodea
mi alma
blanquinegra

y no llego ni a la esquina
al estrellar contra
cada minuto

me ducho
desnudo
deshaciendo el nudo
del pene

con un mundo
allá afuera
sin músculo
sin más viento
sin su costra
de color.

Poesía Nihilista

de algún origen

poesia nihilista existencial moderna vanguardista

Hubo un cielo,
algo vi por la ventana,
una confusión
de nubes y de luz,
un portal.

Me entrelazo
con el destino,
adopto cualquier deseo
que caiga entre
mis indecisiones.

Dejo de ser
mi propio vehículo
dejo de ser
autónomo.

Cómo me despido
de una nube,
cómo le explico al sol
que nunca vi más
que su luz?

Hubo un hombre
que se detuvo hoy
ante el horizonte.
Dijo: adiós.
Dijo: regreso a ese
origen que nunca
entendí.

 

 

 

 

Poesía Nihilista

pero ya no está

poesia nihilista

Algo murió esta noche.

Pero no le doy nombres
a todas mis fragilidades.
Ni las entierro.

Algo murió,
eso está claro.

Algo que entraba
de puntillas por mis venas.
Algo que crecía lento
como un vello sobre
cada pensamiento.

Era un susurro entre dos latidos.

Pero ya no está.
Desistió y huyó.
Saltó desde un parpadeo,
y murió sin agonía.

Me dejó solo,
como un adulto sentado
sin hacer nada
en un cuarto grande y frío.

Pero estoy dentro de mi piel.
Solo, de luto.

Ciego como la ceniza.
Sin ideas y sin arte.
Apagando la luz
porque ni mi sombra
quiero ya ver.

 

 

Poesía Nihilista

el rincón del átomo

atomo

Poco importa que llegue a entender
y aunque compare
la magnitud del universo
con la insignificancia del átomo,
es probable que ninguno
de los dos términos
representen algo real.

Solo sé que hay dolor
en este átomo,
que cruzar una calle
es a veces tan difícil
como nadar un océano,
que contar los días
es peor
que una muerte lenta
en las manos de Calígula.

Es una obra pequeña
entender la vida,
el reto está
en cómo olvidarla.

Poesía Nihilista

vagina

dolor

que te besé
tras nacimiento
bajo diamante
como un filósofo alegre
que olvida el dolor
en una metafísica de saliva
¿es ahí donde existe lo que existe?
o donde se olvidan los siglos
los libros la ciencia la finalidad
es ahí cuerpo contra cuerpo
cuando el tiempo se hace sudor
gemido y rubor
solo fuego unido
de dos llamas de piel
los capítulos del placer
se escriben con la loca oscilación
de un éxtasis
y todo termina gratificado – pene vagina
hombre mujer atmosfera cosmos –
en un olvido aun más profundo,
el sueño.